Dic 17

El A5 Sportback se presenta como uno de los autos del segmento mediano más atractivo y en Audi Lenken te lo presentamos para que puedas admirar su tecnología, versatilidad y gran seguridad.

A5

A5 Sportback confort de espacio

Audi parking system plus

Sistema de estacionamiento asistido delantero y trasero con indicación acústica y óptica en la pantalla MMI®; la medición se realiza mediante cuatro sensores de ultrasonidos discretamente integrados en los parachoques delanteros y traseros.

Volante deportivo de cuero multifuncional en diseño de 3 radios

El A5 Sportback tiene levas de cambio situadas en la parte posterior del volante; incluye airbag Fullsize; regulable en altura y profundidad.

A5

Bang & Olufsen Sound System

Cuando te envuelven 505 vatios de un sonido rico, detallado y cristalino, el viaje se convierte en sólo una excusa para disfrutarlo.

Tecnología audi

Audi side assist y lane Assist

El sistema Audi lane assist crea un carril virtual mediante una cámara frontal y un sensor de angulo de ruta. Al cambiar de carril sin activar el guiño el sistema advierte mediante una vibración en el volante. Por su parte el Audi side assist advierte sobre vehículos que se aproximan por ángulos ciegos a través de un guiño ubicado en el espejo exterior del lado del conductor.

Audi A5

Adaptive Cruise Control

Este sistema regula automáticamente la distancia con el auto precedente mediante intervenciones en el freno o en el acelerador. Puede configurarse de acuerdo a 3 niveles: confort, standard o sport.

Tracción integral quattro

La tecnología quattro del A5 Sportback logra una eficiente distribución asimétrica del torque entre las ruedas delanteras y traseras. Esta distribución asimétrica se realiza completamente en forma mecánica logrando una respuesta instantánea que se traduce en una excelente estabilidad en todo momento.

A5

Asientos confortables y amplios

Vení a conocer personalmente al A5 Sportback a nuestro concesionario Audi Lenken en el barrio de Villa Devoto en la Av. Fco. Beiró 3355, o llamanos al Tel.:(011) 4505-8666.

May 26

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

La fusión de los conceptos de coupé y berlina que se aprecia en este vehículo lo dota de una apariencia particular. (Fotos: Eloy García)

Versatilidad refinada

De un primer vistazo, en la variante de cinco puertas del A5 apreciamos que confluyen algunos aspectos de su variante coupé con otros de su compañero de marca, el A4. Todo ello se combina con un exquisito placer de conducción gracias a un chasis confortable a la vez que efectivo. Mientras tanto, lejos de buscar la deportividad extrema, la mecánica 2.0 TDI de 177 CV que da vida a nuestra unidad muestra un notable y refinado comportamiento y, asociada con un cambio automático Multitronic, mueve con gran soltura al automóvil alemán.

En el concesionario audi se podrán encontrar todos los modelos y también audi Premium usados para apreciar el confort y diseño audi.

Pero su apariencia y concepción de berlina deportiva no supone una renuncia a la capacidad de carga. Y es que precisamente el maletero supone uno de los puntos fuertes del modelo. Al levantar el portón nos esperan un amplio espacio que, al comunicarse con el habitáculo, nos proporciona una capacidad difícil de encontrar en este segmento. No hay que obviar, por supuesto, los excelentes acabados que nos aguardan en su interior ni el alto nivel tecnológico que nos ofrece. Aunque, eso sí, para vivirlo a fondo es preciso destinar una buena parte del presupuesto a adquirir opcionales.

Más allá de las cinco puertas

Si bien toda la gama A5 comparte puntos formales en común como sus cortos voladizos, su largo capó y su considerable distancia entre ejes, esta variante Sportback alberga ciertos rasgos diferenciales que van más allá de contar con cinco puertas. Y es que la combinación de coupé y berlina que observamos en este automóvil le aporta una apariencia particular. De hecho, en lugar de un A5 con cinco puertas, se asemeja más a un A4 pero después de haber recibido un insufle de deportividad estética.

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

La unidad probada cuenta con el paquete exterior S line, que le ofrece un aspecto todavía más dinámico y exclusivoSi lo comparamos con el A5 convencional veremos que, con sus 4,71 metros, es nueve centímetros más largo. De esa longitud adicional, lo que más llama la atención es la batalla que, con 2,82 metros, es idéntica a la del A4. Ello, unido a su contenida altura de 1,39 m, le otorga un semblante más aplanado y visualmente más integrado con el asfalto.

Además, para conseguir un “look” aún más dinámico y exclusivo, es posible equipar el paquete exterior S line de nuestra unidad. Está formado por paragolpes delantero y trasero específicos, entradas de aire con diseño de tipo panal, embellecedor del difusor de color gris platino y molduras de las taloneras en el mismo color de la carrocería. Y todo ello sin dejar de lado las pequeñas inscripciones S line tanto en las molduras de acceso como en las aletas delanteras.

Exclusividad polivalente

Una vez que nos introducimos en el habitáculo, un entorno de lujo y materiales de alto nivel nos da la bienvenida. Lo primero que cabe señalar son los asientos deportivos delanteros opcionales que montaba nuestra unidad, que cuentan con numerosas regulaciones eléctricas entre las cuales también se encuentra el apoyo lumbar. Dichos confortables asientos disponen además de apoyo extensible para los muslos. Por ello, es francamente sencillo encontrar la postura más oportuna al volante. En referencia a los mandos, resaltan por su ergonomía y su facilidad de uso así como por su tacto agradable, factores comunes a la mayoría de modelos de los cuatro aros.

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

La buena ergonomía y la elevada calidad de materiales son dos de las virtudes que albergan los mandos del A5 Sportback. Al valorar las plazas traseras cabe señalar que, si bien el modelo viene de serie con dos plazas separadas por una consola central, opcionalmente se puede escoger la banqueta de tres plazas, como es el caso de la unidad probada. A pesar de ello, la plaza central no es cómoda tanto por cuestión de anchura como por la mayor dureza del respaldo. Por ello, es preferible destinar habitualmente esta fila a dos ocupantes. Estos dispondrán de un generoso espacio para las piernas aunque la altura al techo puede resultar algo justa para pasajeros de altura superior a la media.

El maletero constituye uno de los valores añadidos de este modelo pues, a diferencia del A5 convencional (con carrocería coupé), en lugar de tapa encontramos un portón y su interior se comunica con el habitáculo. De esta manera, los 480 litros de capacidad con la segunda fila en posición normal pueden ampliarse hasta los 1.263 litros. Ello incrementa notablemente la polivalencia del A5 Sportback, pues podemos incluso transportar una bicicleta sin problemas.

Entre el nutrido equipamiento opcional que incluía nuestra unidad encontramos el Audi Music Interface, el Audi Parking System Advanced, el Audi Drive Select, el climatizador confort de tres zonas, el acabado en cuero Napa Fina, las llantas de aleación de 18 pulgadas y 10 radios, el sistema MMI Navegación Plus, el sistema Audi Bluetooth GSM, los retrovisores exteriores térmicos, antideslumbrantes y plegables electrónicamente y diversos paquetes específicos como los denominados Business, Comfort, Cuero, exterior S line, Maletero y técnico. Como es evidente, todo este abanico de equipamiento encarece mucho el precio final, que se sitúa casi 20.000 euros por encima del precio de la versión de serie.

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

El portón del maletero nos da acceso a un espacio muy generoso que puede ir de los 480 a los 1.263 litros

Eficiente y refinado

Disponible también con 143 CV de potencia, bajo el capó de nuestra unidad encontramos el motor 2.0 TDI en versión de 177 CV. Estamos ante un turbodiésel sobrealimentado de cuatro cilindros capaz de ofrecer un fenomenal rendimiento junto al A5 Sportback. Sin llegar a los valores de deportividad que brinda el propulsor 3.0 TDI, su hermano pequeño tampoco se queda corto. En primer lugar debemos tener en cuenta que, incluso desde la parte baja del cuentavueltas, responde con contundencia, aprovechando al máximo sus 380 Nm de par entre 1.750 y 2.500 rpm.

El bloque colabora con la caja de cambios Multitronic de variación continua de ocho velocidades. Esta transmisión hace que los cambios de marchas se produzcan de forma muy suave y lineal, sin que apenas nos percatemos de ellos. Se distingue por un manejo sencillo y, además, contribuye a que el A5 Sportback con motor 2.0 TDI de 177 CV obtenga un importante ahorro de combustible. Homologa un excelente consumo de 4,8 litros cada 100 kilómetros, mientras que tras nuestra prueba, que transcurrió por ciudad, autopista y un buen tramo de carretera de montaña, registró una destacable cifra de 6,1 litros.

Estos bajos valores de consumo no suponen ni mucho menos un nivel prestacional poco ambicioso, pues sólo necesita 7,9 segundos para detener el cronómetro en el 0-100 km/h y su velocidad punta es de 225 km/h. También hay que remarcar que el propulsor se muestra bastante silencioso lo que, junto con su refinado funcionamiento, ayuda a acentuar el confort de marcha general.

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

El propulsor 2.0 TDI de 177 CV responde con contundencia desde bajas revoluciones

Gran placer de conducción

El efectivo tren de rodaje es, sin duda, una de las mayores bazas del modelo alemán. Su sistema de suspensión absorbe de forma impecable las irregularidades de la calzada, transmitiendo en cualquier circunstancia una sensación de confort de alto nivel. Esta impresión se aprecia, sobre todo, al viajar por las grandes rectas de autopista. Fruto del gran placer de conducción que nos brinda, los kilómetros transcurren sin que apenas seamos conscientes de ello.

Si la suavidad de marcha destaca como una de las principales propiedades del automóvil de Audi, sucede algo semejante con sus cualidades a la hora de comenzar a enlazar virajes uno tras otro. Aunque no cuenta con un chasis radical pensado para exprimirlo en zonas reviradas, es cierto que su comportamiento es más que notable si subimos el ritmo por este tipo de trazados. Si bien le falta un punto de agilidad para llegar a ciertos límites dinámicos, se muestra muy noble en cuanto a reacciones y realmente estable durante los fuertes apoyos.

Por su parte, la dirección asistida electromecánica manifiesta una magnífica precisión y un tacto muy directo. Su asistencia cambia según la velocidad, lo que hace más fácil la conducción. Asimismo, pone su granito de arena en materia de eficiencia, pues al no consumir energía cuando circulamos en línea recta, hace que disminuya en alguna décima el consumo de combustible. La dirección es uno de los parámetros que pueden modificarse junto con el comportamiento del pedal del acelerador y de la caja de cambios gracias al sistema opcional Audi Drive Select que llevaba nuestro vehículo. Para ello, solo debemos elegir el modo que más nos convenga entre Comfort, Auto, Dynamic o Efficiency.

Audi A5 Sportback 2.0 TDI 177 CV

Su precisa dirección asistida electromecánica contribuye a mejorar la eficiencia, pues no consume energía al circular en línea recta

Conclusión

La mezcla de conceptos que representa el A5 Sportback puede suponer un punto intermedio ideal para determinados conductores. Sobre todo, para aquellos que busquen una línea de diseño de berlina elegante y deportiva pero no quieran renunciar a un maletero muy capaz para cuando sea necesario. En definitiva, es una muy buena opción para quienes busquen aunar un vehículo de estatus para uso diario con un polivalente para viajar o disfrutar de actividades al aire libre. Y qué mejor para completar este panorama que un motor turbodiésel eficiente y con personalidad y un inmenso confort de marcha del que sacarán provecho todos los ocupantes.

http://www.serviciosaudi.com.ar/audi-a5-sportback-2-0-tdi-177-cv-multitronic/

Dic 07

Audi A5 3.0 TDI a prueba

El Audi A5 es un coupé que trata de conjugar deportividad, con una extensa gama de motores, y elegancia y confort en sus 4,63 metros de longitud. Tuve ocasión de subirme a la variante Coupé del modelo actualizado a finales de 2011, aunque la gama Audi A5 también se compone de un Cabrio y un Sportback, este último es algo así como una berlina con rasgos de coupé o un coupé con dos puertas traseras adicionales para mejorarlo en términos prácticos sin sacrificar en exceso su dinamismo o deportividad.

Nos pusimos al volante de un Audi A5 3.0 TDI S Tronic Quattro de 245 CV, la opción más potente con motor de gasóleo, que junto con el paquete exterior deportivo S Line y las llantas opcionales de 20” culmina un producto muy deportivo y de alto nivel. Lo que ven en sus pantallas, con todo su completísimo equipamiento, supera los 70.000 euros, aunque esta motorización concreta parte de los 53.210 euros.

¿Nos acompañas para conocer con más detalle el Audi A5 Coupé?

Diseño del Audi A5 y paquete deportivo S Line

El diseño de la zaga y la línea lateral, los rasgos que lo diferencian mejor del sedán Audi A4 y aportan personalidad.

Bien es cierto que las berlinas y los coupés de Audi conservan muchos rasgos en común, pero pese a los orígenes de este Audi A5 y su hermanamiento con la berlina Audi A4, sus creadores supieron estar a la altura a la hora de diferenciarlo del sedán. Una trasera prominente, un generoso pilar C, un capó afilado, un toque muy elegante sin desmerecer lo deportivo y una elegancia natural que ha ganado enteros en esta última iteración, o faceliftpara ser más concretos.

La parrilla se ha rediseñado para adquirir la nueva imagen de la gama Audi, así como los faros han afilado su contorno para acoger la nueva iluminación de Xenón y LED para el día a día, así como los antiniebla se han incrustado en unas defensas más agresivas, especialmente con el paquete deportivo S Line que vemos en las imágenes.

Así como los S5 y RS5 (ver prueba del Audi S5 Cabrio) se presentan más agresivos y macarras, este Audi A5 con paquete S Line es discreto, pero sobre todo elegante. Las defensas son más deportivas y recargadas y las llantas opcionales de 20” uno de los detalles que ni por asomo pasarán desapercibidos.

El habitáculo del Audi A5, elegante y sobrio pero práctico

La calidad de los guarnecidos y los acabados es bastante alta, pero a fin de cuentas es lo que cabría de esperar de un coupé que con extras opcionales supera con creces los 60.000 euros.

A bordo también se intuye la importancia que tiene para Audi el confort y la elegancia. El diseño es sobrio, pero el salpicadero está ligeramente orientado hacia el conductor por el propio diseño asimétrico de este. Guarnecidos de calidad y buenos ajustes, con plásticos mullidos en el salpicadero, detalles de aluminio brillante y mate pulimentado, y la pantalla del equipo multimedia y de navegación MMI navegación plus(2.990 euros) bajo una visera a la altura del cuadro de mandos.

La consola central es bastante grande, pero tampoco limita en exceso el espacio del conductor y su acompañante. Los bolsillos de las puertas no son demasiado holgados, pero hay huecos portaobjetos tras la palanca de cambios (con cierre), los clásicos posavasos en la consola central o un espacio cerrado bajo el reposabrazos.

El diseño del volante es bastante minimalista, radios pequeños y los controles del ordenador de a bordo, el equipo multimedia y el sistema de llamada manos libres integrados, el resto en mandos satélites. Tras el volante las pequeñas levas del cambio automático S tronic.

Asientos con un buen compromiso entre deportividad y confort

Audi A5 3.0 TDI a prueba

Unos asientos cómodos y prácticos, requieren también un desembolso importante de dinero para contar con piel, diseño deportivo o ajustes eléctricos y función de memoria.

Los asientos deportivos de cuero del paquete deportivo S Line (1.350 euros), como su propio nombre indica ya buscan cierta deportividad, no obstante están muy bien mullidos y son muy cómodos para largos viajes, con un reposacabezas independiente ajustable en altura. Para los más atrevidos está disponible incluso la opción de los asientos deportivos en diseño S (2.430 euros), con sujeciones laterales mayores y reposacabezas integrado, pues el respaldo es todo de una pieza.

Estos asientos de serie cuentan con regulación manual, no obstante como en el caso que nos ocupa también podemos montar ajustes eléctricos (1.240 euros) en línea longitudinal, altura, inclinación del respaldo y lumbares o incluso con función de memoria por (1.490 euros).

Me resultaron muy equilibrados – por deportividad y confort – y agradables no sólo por su comodidad sino visualmente, con una combinación de piel oscura y color crema y costuras visibles que culmina un conjunto de altísimo nivel, si lo combinamos con la mitad superior de los revestimientos del habitáculo en color claro y el techo solar panorámico abatible (1.380 euros).

El Audi A5 y sus plazas traseras, relativamente cómodas

Sin ser una maravilla en espacio, las plazas traseras del Audi A5 entran en lo que cabe esperar de un coupé de su tamaño.

El acceso a las plazas traseras – con memoria – se realiza mediante dos acciones, el tirador manual que reclina el respaldo y un botón – con accionamiento eléctrico – que nos permite acercar o alejar la base del asiento para dejar un espacio más holgado. Es relativamente cómodo para dos pasajeros adultos(todo lo que cabría esperar de un coupé de dimensiones contenidas) y la banqueta posterior tiene un diseño ligeramente envolvente para los ocupantes de sendas plazas laterales.

La luneta posterior comienza justo sobre los reposacabezas, por lo que la limitación de espacio tampoco supone una sensación excesivamente claustrofóbica o incómoda en días muy soleados, y aún menos gracias al ligero tintado de la luneta.

El espacio de carga y el maletero del Audi A5

Audi A5 3.0 TDI a prueba

La mayor limitación del maletero es en anchura, por el esquema de suspensiones y los brazos que articulan la tapa, aunque para facilitar la organización de la carga existe un bolsillo en la pared derecha y una red de accesorios que se puede enganchar en unas argollas que van ancladas al suelo. En profundidad es bastante correcto para un coupé y la banqueta posterior puede abatirse en dos piezas. Bien podrían alojarse dos bolsas con los palos de golf sin demasiado problema.

El volumen oficial del maletero del Audi A5 es de 455 litros, muy correcto. Abatiendo asientos crece hasta 829 litros.

Audi A5 3.0 TDI a prueba

En la segunda parte de nuestra prueba del Audi A5 pasaremos a analizar este coupé en el aspecto dinámico, el rendimiento del motor 3.0 TDI asociado a un cambio S tronic y tracción total Quattro.

En el concesionario de audi argentina se podrán encontrar todos los modelos y también audi usados para apreciar el confort y diseño audi.

 

http://www.audi.net.ar/audi-a5-3-0-tdi-s-tronic-quattro-a-prueba-diseno-s-line-elegancia-y-confort/

Dic 06

Desde 36.900 euros

Audi A5

  • Audi A5 Coupé, Sportback y Cabrio 2012
  • Audi A5 Coupé, Sportback y Cabrio 2012
  • Audi S5 Coupé, Sportback y Cabrio 2012
  • Audi S5 Coupé, Sportback y Cabrio 2012
  • Audi S5 Coupé 2012
  • Audi S5 Coupé 2012
  • Audi A5 Coupé 2012
  • Audi A5 Coupé 2012
Audi nos presenta la gama al completo del Audi A5, es decir con el A5 Sportback y el A5 Cabrio incluidos, con una nueva cama. Ponerle el estigma de “nuevo” a todo no sería correcto porque lo que impregna a estos Audi son unas pinceladas diferentes con respecto a los actuales que comienzan por el frontal del coupé, siguen por su trasera y se confirman sobre todo por la renovación de sus distintos motores.
Faros LED nuevos y unas fauces más señorialesLa distancia estética entre el A5 que se nos presenta y el actual comienza por el frontal en el que se distinguen tres modificaciones fundamentales: los nuevos faros de xenón con luz diurna de tipo LED integrada (opcionales según las versiones) y una parte inferior que abandona las míticas pseudo-branquias o las antiniebla redondas para esculpir unas líneas a juego con el “fondo de ojos”. En la zaga de los A5 es inevitable no reconocer unos faros traseros muy familiares, de tipo LED y con una forma inclinada que, efectivamente, son muy similares a los del Audi A7.Estas modificaciones practicadas modifican muy ligeramente las dimensiones, concretamente la longitud, de los A5 que ganan un milímetro y se colocan en los 4,71 metros para el A5 Sportback y en 4,63 metros para el Coupé o el Cabrio. En el exterior se podrán distinguir también cuatro diseños nuevos para las llantas de aleación (alguno de ellos se muestran en las fotografías), en los 16 colores disponibles para la carrocería o en los 4 colores con los que se puede pintar la capota del A5.

Interior del A5: nuevos colores, materiales y un A5 Sportback de cinco plazasEn esencia el interior de los A5, A5 Sportback y A5 Cabrio permanece muy similar y sólo cambian pequeños detalles. Si comenzamos por lo que atañe al conductor todos los nuevos A5 cambian el volante hacia un diseño clásico con un interior completamente circular en los más sencillos. Incluso los pomos de los distintos cambios (manual, multitronic y S tronic) tienen un diseño ligeramente diferente. Incluso en la oscuridad de la noche se notarán más cambios puesto que ahora toda la iluminación es de color blanco.

En el concesionario de audi argentina se podrán encontrar todos los modelos y también audi usados para apreciar el confort y diseño audi.

http://www.audi.net.ar/audi-a5/

Oct 27

Audi ha modificado el A5 y el S5 en sus tres variantes de carrocería: «Sportback», «Coupé» y «Cabrio». Están en venta desde septiembre de 2011. Los precios comienzan en 35 750 € en el primer caso (todos los precios del A5 Sportback), en 36 900 € en el segundo (todos los precios del A5 Coupé) y en 42 100 € en el tercero (todos los precios del A5 Cabrio). En este artículo hay información independiente y más extensa del A5 Sportback. El texto que sigue habla en general de todas las versiones y carrocerías el A5 Respecto a los modelos del mismo nombre a los que reemplazan, que llegaron al mercado entre 2008 y 2010 —A5 Sportback, A5 Coupé y A5 Cabrio—, los de 2012 tienen cambios de aspecto, de equipamiento, en los motores y en el sistema de tracción. Una novedad importante desde el punto de vista práctico es que el A5 Sportback se puede solicitar con cinco plazas, con un coste de entre 350 y 370 € en función de la versión; en el resto mantienen cuatro. El A5 Sportback, al igual que las otras dos variantes de carrocería, no crece de tamaño interior respecto al modelo precedente. Sus plazas traseras son pequeñas en comparación con la que ofrecen la mayor parte de las berlinas de su tamaño, como por ejemplo un Audi A4. La quinta plaza, disponible ahora en opción es sólo es útil para niños de poca estatura. Tiene una banqueta dura, estrecha y, como está más elevada que las otras dos, falta altura para personas de, aproximadamente, más de 1,65 metros (imagen). Además, el ocupante de esa plaza debe llevar las piernas muy abiertas a causa del escalón que hay en el suelo y a la consola donde están las salidas de aire dirigidas a las plazas posteriores.

Los cambios de aspecto más importantes de todos los A5 están en los faros —que además, si se opta por la iluminación de doble xenón, la luz diurna tiene forma de «horquilla»—, los pilotos y los paragolpes (imagen comparativa). A pesar de los cambios de aspecto, la longitud de las carrocerías casi no cambia ya que sólo aumenta 0,1 centímetros. Así, el A5 Sportback mide 4,71 m, mientras que el Coupé y el Cabrio miden 4,63 m.

La carrocería puede ir pintada en 16 colores distintos y la capota del A5 Cabrio se puede elegir en cuatro tonos diferentes. Las llantas pueden ser de hasta 20” de diámetro y tienen un aspecto distinto que las del modelo precedente.

En el interior los cambios también son pequeños. Cambia el estilo de los volantes —se puede elegir entre varios, algunos con la parte inferior plana—, los mandos de la columna de la dirección o el climatizador, la palanca de selección de posiciones del cambio automático y la tecla que cambia el modo de conducción («Audi drive select») —ahora con un nuevo ajuste «efficiency» que ayuda a gastar menos carburante haciendo funcionar, por ejemplo, el sistema de ventilación a menor intensidad—. El mando «MMI» que hay entre los asientos delanteros tiene menos teclas que en los modelos precedentes (imagen); aun con esa reducción no todos se encuentran a la primera sin retirar la vista de la carretera. Hace falta un tiempo de adaptación para poder manejarlos sin distraerse.

También hay cambios en los embellecedores de la consola e instrumentación, en las inserciones que recubren algunas partes del interior —pueden ser de aluminio, madera de fresno o de raíz de nogal— y en las tapicerías.

Motores

La gama está compuesta por cuatro motores Diesel y cuatro de gasolina (de cuatro y seis cilindros), todos ellos sobrealimentados. El Diesel de menor potencia y el de gasolina de 272 CV están en venta desde principios de 2012. No todos están disponibles para las tres carrocerías.

 

Fuente: http://www.audi.net.ar/audi-a5-y-s5/

Oct 20

La filosofía del preparador británico Afzal Kahn es combinar la perfección mecánica con modificaciones de exterior que no solo hagan el modelo más atractivo, sino que mejoren sus cualidades dinámicas. Por eso desde los aditamentos de la carrocería, hasta los nuevos sistemas de suspensión o escape, todas las modificaciones han sido aplicadas con la máxima de la mejora del rendimiento como objetivo.

Un Coupé con personalidadMuchos de los cambios y añadidos de exterior que vemos a primera vista, nos hacen pensar de inmediato en el hermano mayor del A5, el R8. Bajo la innegable inspiración del super-deportivo de motor central de Audi, se han incorporado a la carrocería del A5, piezas que no solo le confieren un exterior más atractivo, sino que gracias a una estudiada aerodinámica, mejoran las prestaciones del vehículo.

Así, a las nuevas defensas delantera y trasera con estética R8, se le añade un difusor trasero con acabado perlado y un discreto alerón, que se integra en la tapa del maletero. La pintura blanco perla que cubre la carrocería, en combinación con los retrovisores en tono plata, y los elementos en color negro como parrilla y llantas, le proporcionan un aspecto realmente racing.

También las llantas superligeras RSL multiradio, en 21 pulgadas, calzadas con neumáticos de perfil bajo, y las 4 salidas de escape en acero inoxidable perfectamente integradas en el difusor trasero, contribuyen al aspecto de auténtico GT de circuito que luce el Proyect Kahn A5 Coupe.

Sin olvidarnos de la nueva suspensión, 35mm más rebajada que la original, que no solo mejora la aerodinámica, sino que en combinación con los neumáticos de perfil bajo, contribuye de una manera importante a una mayor precisión en la conducción.

El estilo dinámico del Proyect Kahn A5 Coupe, tiene también su reflejo en el interior, donde nos recibe una exclusiva tapicería de cuero, unos pedales plata, o unos relojes mate de acabado exclusivo, que nos recuerdan que no estamos sentados en un A5 convencional. Todo tiene un precio, y el de este Proyect Kahn Audi A5 Coupe es de 36.300€ antes de impuestos, que es lo que tendremos que gastarnos si queremos tener en el garaje un A5 realmente exclusivo.

Este modelo puede apreciarse en la concesionaria audi de argentina.

Oct 19

Audi modificará en breve la gama del A5 con unos cambios que afectarán tanto al Coupé como al Cabrio o al Sportback; además de a las versiones deportivas S5. Se trata de un ligero restyling, pequeños cambios técnicos, una mejora de equipamientos y la sustitución o modificación de algunas de las mecánicas, que de media reducen sus consumos un 11%.

Fue en la primavera de 2007 cuando la casa de los cuatro aros   iniciaba la comercialización de un elegante coupe   denominado A5, al cual le seguiría dos años después   la versión descapotable A5   Cabrio. La gama se enriqueció más todavía con la llegada   en septiembre de 2009 del A5   Sportback, una berlina con aires de coupe. Durante ese periodo se fueron   añadiendo mecánicas, aunque algunas más veteranas permanecían   en un tipo de carrocería y otras más modernas se incluían   en las nuevas versiones (por ejemplo el S5   Coupe y los S5 Cabrio o S5   Sportback llevan mecánicas totalmente diferentes). Ahora   la gama se reunifica, momento que se aprovecha para retocar   su estética.

Todos los motores son sobrealimentados y de menor consumo

El nuevo frontal de todos los A5 se asemeja algo más   al del nuevo   A6, pues modifica su parrilla, paragolpes y grupos ópticos,   que ahora vienen con unos leds para la luz diurna de diferente   diseño y pueden tener más funciones (opcionalmente pueden   ser xenon plus con luz adaptativa y función de giro en curva). Los pilotos   traseros y el diseño de las llantas también varía, así   como algunos detalles del interior, que se rediseña sutilmente. La nueva   gama ofrecerá 16 colores de carrocería, el paquete deportivo “S   Line” y cuatro colores para la capota del Cabrio. Por lo que se refiere   a equipamientos, el acceso a Internet facilitará la   navegación con herramientas como Google Earth o informaciones   del tráfico en la ruta elegida; mientras que los sistemas de ayuda a   la conducción experimentan algunas evoluciones.

Hay mecánicas que desaparecen por completo (2.7   TDI, 3.2 FSI y 4.2 FSI) y otras que se modifican en su cifra de potencia.   Ahora todas son turboalimentadas y montan el sistema de arranque   y parada Start&Stop. Comenzando con los más potentes,   los S5, vemos como desaparece el V8 FSI del Coupe, el cual ya no se utilizaba   ni en el Cabrio ni en el Sportback. En estos dos tipos de carrocería   se montaba el que ahora llega también al Coupé, el 3.0   TFSI de 333 cv, mucho más eficaz. De hecho gasta un 20% y es   más prestacional, pues ahora el S5 Coupe con su nuevo motor acelera de   0 a 100 km/h en sólo 4,9 segundos. Y eso que por encima todavía   queda un escalón más: el bestial RS5   de 450 cv.

La misma mecánica de los S5 se utiliza también para los A5 en   una evolución menor: el 3.0 TFSI de de 272 cv. Es igualmente   un V6 con compresor, aunque algo más desahogado, y sirve para sustituir   al veterano 3.2 V6 FSI de 265 cv; al que mejora en todas las cifras. El único   de gasolina que no cambia es el 2.0 TFSI de 211 cv, mientras que el 1.8   TFSI pasa a tener 170 cv (10 cv más) y a la vez reduce el consumo   medio notablemente hasta los 5,7 l/100 km, una cifra muy meritoria   para un coche de su tamaño y prestaciones.

En diésel el 2.0 TDI se ofrece ahora con 177   cv y unas cifras de consumo y emisiones bajísimas (4,7   l/100 km y 122 g/km de CO2); mientras que el 3.0 TDI   contará con dos escalas de potencia: 204 y 245 cv. Los   precios de la nueva gama A5 todavía no se han definido, pero apenas se   incrementarán respecto a las versiones ya existente homólogas,   de modo que se venderán a partir de 36.000 euros aproximadamente.

Fuente:

http://www.serviciosaudi.com.ar/audi-a5-y-s5-restyling-y-mejoras-mecanicas/

Oct 18

Para la marca de lujo Audi el lanzamiento de su nuevo A5 en cualquiera de sus versiones, inicialmente nacido como Coupé, ha supuesto una mejora notable de su imagen de marca debido a un representativo giro en el diseño que transmite una deportividad que no ha podido ser igualada hasta ahora por ninguno de sus rivales, sobre todo cuando además presume de un comportamiento dinámico excelente y ágil además de poco exigente con el conductor, propio de todas las creaciones de la marca, y de un tremendo despliegue de equipamiento que lo hacen muy confortable y perfecto para su uso diario.

Para la ocasión nos ponemos a los mandos de la versión más exclusiva del A5, el Cabrio derivado de la versión inicial Coupé, que apuesta por la configuración clásica de capota de lona de apertura totalmente automática para cubrir un habitáculo con cuatro auténticas plazas muy amplias. Tan sólo 15 segundos nos separan de la conducción más placentera con el cielo como techo. Y lo mejor de esa capota de lona es que ocupa tan poco espacio que al plegarse por delante del maletero en un hueco retráctil deja una capacidad de 320 litros para la carga del equipaje, convirtiéndole en líder del segmento. Y no sólo eso, puede llegar hasta los 750 litrosabatiendo los respaldos de los asientos traseros. La mayor versatilidad conocida…

En definitiva, el A5 Cabrio ofrece la posibilidad de disfrutar a diario del mayor confort y lujo bajo una carrocería que se muestra tan atractiva como elegante. Por estos privilegios hay que pagar un mínimo de 41.970 euros para la versión más light con motor 1.8 TFSI de 160 cv que ascienden hasta los 58.180 euros de nuestra unidad 3.0 TDI de 240 cv con tracción total Quattro y cambio automático secuencial S-tronic. Entre sus rivales directos encontramos las versiones descapotables más lujosas de marcas de prestigio como Mercedes con su Clase E Cabrio, a BMW con su Serie 3 Cabrio o a Lexus con su IS250C, este último a un precio menos elevado, como es lógico por su motor más pequeño, y con menos variedad en sus propulsores. Entre los otros, se coloca por precio en el punto medio, decantando la balanza hacia lo económico o lo caro en función del número de opciones elegidas, que son casi infinitas para cualquiera ellos.

Un ejemplo de estilo

Bajo una imagen muy musculosa, deportiva y sugerente, ofrece ingentes dosis de lujo, apostando por una carrocería cubierta por un techo de lona y una gran habitabilidad para cuatro pasajeros. Lo que más llama la atención del nuevo A5 es que reinterpreta a la perfección la deportiva línea dinámica que caracteriza a su hermano coupé. El morro ancho y con las aletas algo elevadas sobre el plano central con la nueva parrilla de una pieza enmarcada en aluminio anodizado Singleframe y las líneas en V marcadas sobre el capó, así como el característico marco del parabrisas también en aluminio, el lateral fluido con una sinuosa línea de hombros y otra inferior combinadas con llantas de aluminio forjado de 19 pulgadas en nuestra unidad que transmiten movimiento y la aplomada zaga con un discreto alerón tallado y el sistema de doble escape separado, ofrecen una silueta muy bella y atlética. La guinda de perfección a esa imagen la ponen unos faros de xenón con una línea de luces de led´s de iluminación diurna, las llantas de aleación opcionales de 19 pulgadas con neumáticos deportivos y las elegantes ópticas traseras con un corte interior también iluminadas por diodos de led en forma de anillo, que potencian el refinamiento general. Presenta las proporciones más deportivas de su clase, una deportividad tradicional, con una longitud de 4,63 metros, una anchura de 1,85 metros y una altura de tan sólo 1,38 metros. El comportamiento más dinámico queda subrayado por una distancia entre ejes de 2,75 metros y por una anchura de ambos trenes de casi 1,60 metros, otorgándole una estabilidad absoluta.

Destaca principalmente en todo el conjunto el techo de lona tricapa con luneta de cristal, que aunque como material clásico es menos práctico que el techo rígido, es mucho más ligero y ofrece suficientes cualidades de protección del ruido y de las bajas temperaturas, creando además un diseño muy armónico. Se despliega en movimiento de forma totalmente automática en tan sólo 15 segundos y hasta los 50 km/h. Está disponible en cuatro colores, que combinan a la perfección con los 15 disponibles para la carrocería.

En el interior nos recoge un ambiente muy deportivo, refinado y lleno de lujo realizado en piel oscura con molduras de aluminio en el frontal del salpicadero y las puertas, un verdadero placer para los sentidos de los cuatro pasajeros. El salpicadero, la consola central y el cuadro de mandos es totalmente común con el resto de modelos modernos de la marca alemana, con un excelente trabajo en ergonomía que coloca todos los mandos orientados hacia el conductor a un simple movimiento de su mano. Sus asientos deportivos dejan delante y detrás un gran espacio vital además de sujetar el cuerpo de forma fantástica muy cerca del suelo, presentando entre todos ellos unas prácticas consolas para depositar objetos y bebidas. En los asientos más avanzados, un sistema de calefacción en tres posiciones hace fluir el aire caliente hacia el reposacabezas para facilitar su conducción con el techo abierto hasta temporadas más frías. Un sistema automático acerca los citurones a los pasajeros de delante, mientras los traseros pueden abatirse para lograr hasta 750 litros de capacidad. En posición normal la capacidad del maletero va desde los 380 hasta los 320 litros con la capota guardada en el maletero, lo que le convierte en líder del segmento.

Destaca entre todos los elementos tecnológicos que ofrece el A5 Cabrio el sistema multimedia MMI desde el que se puede interactuar con casi todas las funciones electrónicas del vehículo, como el sistema de navegación, el de teléfono, el de audio y los sistemas de seguridad del vehículo, a través de una rueda selectora de utilización muy intuitiva. Ofrece aún más equipamiento de serie, como un sistema de audio de alta calidad con reproductor de CD, la capota automática, el climatizador automático, los faros de xenón plus y las ópticas traseras de led´s. Opcionalmente nuestro A5 llevaba todo tipo de extras como luz adaptativa en curva, encendido automático de luces e intercambio también automático entre luces de cruce y posición, freno de estacionamineto electrónico, control de velocidad con medidor de distancia por radar o sistema de ayuda al aparcamiento por sensores delante y detrás y una cámara de visión trasera.

Deportividad confortable

De entre todos los impresionantes motores disponibles para el Audi A5 Cabrio, el elegido para nuestra prueba dinámica es uno de los diésel más potentes y eficientes. Se trata de uno de los más solicitados, el 3.0 TDI V6, que entrega nada menos que 240 cv de potencia y 500 Nm de par máximo desde las primeras 1.500 vueltas gracias a la inyección directa por common rail con turbo, consiguiendo una deportividad sorprendentemente refinada. Al ser el diésel alto de gama va asociado por defecto al excelente cambio automático secuencial de doble embrague S-Tronic de 7 velocidades que extrae las mejores prestaciones del motor y obtiene a la vez los mejores consumos. Además permite gestionar los cambios de forma automática normal o en posición deportiva Sport, o si se prefiere, actuar sobre ellos de forma manual sobre la palanca del cambio. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 247 km/h, consumiendo de media tan sólo 6,8 litros a los 100 km. Todo un ejemplo a seguir en cuanto a prestaciones y consumos.

El comportamiento más dinámico está garantizado gracias a una suspensión puesta a punto con esmero, que resulta más confortable que rígida, a un sistema de tracción total Quattro de serie para esta motorización que lo agarra al suelo como una lapa, enviando el 60% de la fuerza del motor al eje trasero y el 40% al delantero en condiciones normales, pudiendo llegar hasta un 85% al trasero y un 65% al delantero cuando las condiciones de baja adherencia lo requieran, y a una fantástica dirección activa Servotronic que facilita cualquier maniobra. En previsión de la conducción más deportiva, se introduce un nuevo diferencial trasero deportivo opcional que reparte automáticamente la fuerza entre ambas ruedas del eje trasero, previniendo cualquier insinuación al subviraje o sobreviraje llevando el coche sobre raíles en todo tipo de conducción.

En nuestra unidad no contamos con el sistema variable opcional de modos de conducción Audi Drive Select que cuenta con tres modos de conducción entre confortable, normal y deportiva, ni con la suspensión neumática regulable. Aún así, gracias a la fuerza del propulsor 3.0 TDI las prestaciones son realmente llamativas, así como el comportamiento, sin necesidad de encarecer el precio final. Sí recomendamos adquirir la dirección dinámica o activa con desmultiplicación variable que hace de cada maniobra un verdadero placer.

La carrocería de gran rigidez se ha desarrollado mezclando aceros de alta resistencia con piezas de aluminio que consiguen una gran rigidez y un peso total más bajo, mientras que las zonas más críticas obtienen un refuerzo extra para aguantar las mayores cargas como bajo el suelo del maletero, en las paredes de las taloneras o en los montantes del pilar A.

Podes probar estos modelos en el Concesionario de Audi Argentina.

Fuente: http://www.serviciosaudi.com.ar/audi-a5-cabrio-3-0-tdi-diseno-insuperable-2/

Sep 13

Audi A5 / S5

accesorios Audi, Audi, Audi A5 Coupe, Audi A5 Sportback Comentarios desactivados en Audi A5 / S5

“Perfeccionado”. Esa es la palabra que más nos han repetido desde Audi cuando, por primera vez, nos ponemos a los mandos de su renovado A5. ¿Demasiado pretencioso? ¿O forma de camuflar un restyling poco profundo? Pues, quizás, ninguna de las dos cosas, aunque pudiera parecer un poco de ambas. Primero, porque en sólo 4 años su coupé medio de lujo ha convencido: ha vendido más de 330.000 unidades en todo el mundo para liderar su categoría; y segundo porque, aunque a la vista no parezca sugerirlo, cambios hay. Y mejoran un poco más a tan exitoso deportivo. El mercado también lo pedía con la llegada de un gran y nuevo Mercedes C Coupéque le pondrá esta vez contra las cuerdas.

La estética no era lo importante. Dicen todos los estudios de mercado que el primer y gran motivo de compra de un A5 es el diseño, según cuentan sus propios clientes. Por tanto, no hacía falta tocar mucho al modelo en cualquiera de sus tres carrocerías: coupé de 2 puertas, Sportback de 5 o Cabrio. Así que únicamente se introducen nuevos paragolpes y ópticas, que crean, sobre todo, un frontal más recto y plano. Con ello se incrementa sólo 1 mm la longitud del A5 (4,63 metros totales para Coupé y Cabrio, 4,71 el Sportback), y además se añaden hasta 15 colores para reforzarlo visualmente, cuatro tonalidades en el caso de la capota del descapotable.

Sin embargo, ya puestos a pasar por fábrica para su revitalización estética, Audi ha aprovechado para introducir otras modificaciones. De las que no se ven y sí mejoran el producto. Para empezar se ha intentado rebajar el peso. No con la nueva construcción mixta de A6 o A7 (eso se reserva para la 2ª generación), pero al menos fabricando ahora las aletas, como ya antes partes de la suspensión, en aluminio, también para mejorar la distribución de pesos entre ejes. El resultado, hasta 20 kg menos de peso por versión, que se unen a una mejor aerodinámica (con un completo ya carenado de bajos) para mejorar al A5 en eficiencia. Y no quedan ahí las novedades.

Otra dirección

Más sensible todavía para el conductor es la nueva dirección eléctrica que el Audi A5 añade ahora de serie, como todos los nuevos modelos del grupo VW. Se anuncia que ella sola, que en opción puede combinarse con la habitual dirección dinámica de desmultiplicación variable, permite ahorrar hasta 0,3 l/100 km de consumo al carecer de componentes hidráulicos y activarse sólo cuando es necesario. En carretera lo cierto es que nos ha convencido por precisión y guiado, aunque hemos notado distinto tacto en función de la motorización. Cuando tengamos unidades de prueba lo comprobaremos.

Además de la dirección, el nuevo Audi A5 incluye ahora también en su opcional sistema de conducción Drive Select un nuevo modo Efficiency, capaz de adaptar la gestión de climatizador, motor y cambio para un menor gasto. Un mando, por cierto, de diseño esta vez más intuitivo y que, junto a una iluminación mejorada, una nueva palanca de cambio automático, más variedad de inserciones o volantes (los hay ahora con base achatada) y, por fin, la posibilidad de montar 5 plazas en el A5 Sportback (antes sólo 4), representan las modificaciones introducidas por Audi en el habitáculo.

Con todo ello, por tanto, sólo faltaba una gama mecánica renovada para que el nuevo Audi A5, en cualquiera de sus carrocerías, rebaje hasta en un 18 por ciento sus consumos. Modernos, todos sobrealimentados, con Stop/Start y frenada regenerativa, el Audi A5 luce una completa oferta. Todos son también deinyección directa… a excepción del nuevo 1.8 TFSI que cuenta con ella, pero combinándola con la inyección indirecta que entra en acción en régimen de media carga para recortar consumos. Desarrollado prácticamente de cero, este nuevo motor rinde 170 CV, gasta sólo 5,7 l/100 km y nos ha parecido que muestra una gran respuesta ya desde bajo régimen. Una gran versión de acceso.

Por encima del 1.8 TFSI llegará en gasolina el conocido 4 cilindros 2.0 TFSi que se mantiene en 211 CV, y poco más adelante, ya en 2012, el 3.0 TFSI, un V6 sobrealimentado por compresor y con 272 CV de potencia. Ya en Diesel, Audi también suma importantes novedades. Abre la gama el 2.0 TDI, ahora con 177 CV, fricciones internas reducidas y con un nuevo volante de inercia de doble masa para mejorar suavidad y reducir vibraciones. Más cambios también en los superiores TDI V6, que recortan peso, añaden cadena de distribución, bomba de aceite inteligente o una gestión térmica más elaborada: habrá versión de 204 CV (que sustituye al 2.7 TDI anterior) y de 245 CV. Ya en el apartado dinámico, Audi no ha introducido grandes variaciones. Anuncia haber revisado amortiguadores, muelles y cojinetes en sus suspensiones para afinar en comportamiento, y seguirá contando con versiones de tracción delantera que llegarán siempre con cambio manual de 6 relaciones o automático Multitronic, y de tracción integral quattro, esta vez montada en exclusiva junto al cambio S-Tronic de doble embrague y 7 velocidades.

En cuanto a equipamiento, el nuevo Audi A5 llega tan completo como siempre, pero también con alguna que otra novedad tomada de sus hermanos Audi A6 y A7. De serie llega ahora en todas las versiones un nuevo sistema de detección de fatiga, al estilo del que ya monta Mercedes. Además, la nueva dirección eléctrica, por ejemplo, ha permitido también estrenar un nuevo sistema de cambio involuntario de carril, con intervención en la dirección para evitar la colisión. También aparece un nuevo avisador de ángulo muerto o un control de crucero adaptativo que, por radar, es capaz de frenar automáticamente al A5 bajo 30 km/hal detectar cualquier posible colisión.

Aunque el nuevo A5 en cualquiera de sus carrocerías no llegará a los concesionarios hasta el mes de noviembre, Audi ya admite pedidos. El modelo estará disponible en una horquilla de precios que oscila entre 35.750 y 71.920 euros. Audi espera vender hasta final de año unas 2.500 unidades del A5 Sportback, 1.000 del A5 Coupé y alrededor de 500 del A5 Cabrio.

Fuente: http://motor.terra.es/pruebas-coches/articulo/audi-a5s5-68467.htm