Jul 31

Por fuera, el Audi Q5 Hybrid quattro se distingue por la inscripción “Hybrid” en portón, aletas y molduras de acceso. La parrilla frontal va en negro y los tubos de escape lucen salidas cromadas, ofreciéndose con un color exclusivo (Plata Polar metalizado). Las llantas de 19” presentan un diseño especial de 10 radios, con neumáticos de 235/55 R19 (y hasta de 20” con 245/35 en opción). La carrocería es mixta, en acero y aluminio lo que le permite anunciarse como el SUV híbrido más ligero del mercado (menos de 2 toneladas en vacío), ya que los componentes del sistema de tracción híbrida suman sólo 130 kg de peso extra.

Sus dos motores térmico y eléctrico van uno tras otro en paralelo, generando en total 245 CV y 49 mkg, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos con una velocidad máxima de 222 km/h. Y todo con un consumo de 6,9 lts/100 km en el ciclo mixto (menos de 160 grs/km de CO2), lo que con el depósito de 75 litros de los Q5 le permite una autonomía comparable a la de los TDI. El motor térmico es el 2.0 TFSI de 1.984 cc, con 211 CV y 35,7 mkg de par siempre disponible entre 1.500 y 4.200 rpm, contando además con distribución variable AVS.

La transmisión del Q5 recurre a un cambio Tiptronic de 8 relaciones sin convertidor de par, sustituido  bañado en aceite; dicho embrague acopla y desacopla el motor eléctrico y el TFSI con la máxima precisión. El módulo electrónico de potencia va situado en el vano motor.

Consta de un inversor por modulación de frecuencia que hace las veces de regulador entre la batería, que genera corriente continua, y el motor eléctrico, que funciona con corriente alterna. Con su volumen y peso reducidos al mínimo, este módulo electrónico va refrigerado por agua a través de su propio circuito de baja temperatura.

Un motor síncrono de excitación permanente sirve a la vez de motor de tracción, motor de arranque y, en deceleración, como alternador. Da 45 CV (33 KW) y 21,5 mkg de par, y va refrigerado por el circuito de refrigeración del motor térmico.

Las baterías del motor eléctrico del Q5 Hybrid quattro son de ion-litio, las más eficientes actualmente en el mercado y pesan sólo 38 kg, formando una unidad de 26 litros de volumen bajo el suelo de carga y a prueba de impactos, sin afectar apenas al volumen del maletero. Trabaja a 266 voltios entregando 1,3 kWh (39 KW), y lleva un doble sistema de refrigeración por aire: con baja carga térmica, a través del aire acondicionado del habitáculo, y si su temperatura supera un cierto grado, mediante un circuito de refrigeración propio acoplado al climatizador principal del Audi.

Esta refrigeración activa distingue al Q5 Hybrid quattro de otros híbridos, contribuyendo a aumentar la disponibilidad de su tracción eléctrica, que se reparte en 5 modos: térmica, eléctrica, mixta de ambas y además en modo recuperación y en modo “boost”. A coche parado, ambos motores están desactivados, permaneciendo activo el climatizador automático. Si el conductor suelta el freno, el coche echa a rodar, pudiendo alcanzar en modo eléctrico los 100 km/h prácticamente sin ruido y sin emisiones, pudiendo recorrer hasta 3 km a una velocidad constante de 60 km/h.

Al volante, el conductor puede escoger entre tres programas; en el EV se da prioridad al modo eléctrico en ciudad, en el D se optimiza el consumo de ambos motores, y el S ofrece la conducción más deportiva bajo selección Tiptronic. Si el conductor aumenta la velocidad, el motor térmico actúa como motor principal pasando el eléctrico a mejorar consumo y eficiencia. Al acelerar a fondo, el motor eléctrico complementa al TFSI (y en el modo S dispondrá durante unos segundos de toda la potencia del sistema).

Al levantar el pie del acelerador, el motor eléctrico actúa como alternador recuperando energía. En la mayoría de los casos el motor TFSI se desacopla para no evitar pérdidas por arrastre. La corriente recuperada sirve para recargar la batería de ion-litio.

En frenadas suaves, el motor eléctrico se encarga en exclusiva de frenar, y sólo en frenadas más intensas se activa a la vez el frenado hidráulico, lo que aumenta la duración de discos y pastillas. En el interior encontramos un cuadro distinto al del Q5. En vez de cuentavueltas lleva un “powermeter” en una escala del 0 al 100, con una segunda escala dividida por colores: las secciones verde y naranja indican el modo en que se circula, con motor eléctrico o de combustión.

Un indicador adicional señala el estado de carga de la batería y la pantalla MMI muestra los datos del consumo y de la recuperación de energía. Por último, el equipamiento de serie de este Q5 Hybrid quattro incluye una tracción integral permanente especial, con mayor entrega de par al eje trasero, aunque en caso necesario se reparte siempre al eje de mejor tracción, siendo capaz de arrastrar hasta 2 toneladas.

Luego en opción, este Q5 Hybrid quattro ofrece nuevas funciones, como la conexión a Internet a través del teléfono móvil, incluyendo servicios especiales de Google. Etc. El conductor puede planear su ruta en casa, subirla a un apartado de la página de Internet www.audi.de, y desde allí descargarla en el navegador vía UMTS antes de partir. En definitiva, un SUV híbrido de última generación, con lo último en equipamientos de comunicación, de brillante rendimiento y bajo consumo, que ya se puede comprar en la red oficial Audi por menos de 58.000 euros.

Fuente: http://www.audi.net.ar/audi-q5-hybrid-quattro/

\\ tags: , , ,


Commentarios cerrados.

Hosting Wordpress