Ago 06

La firma alemana ha decidido realizar algunos cambios en el superdeportivo Audi R8, que presentará en el Salón de París. El fabricante Premium, que no espera renovar completamente este modelo hasta dentro de dos o tres años, lava la cara del R8 con algunos cambios estéticos y de seguridad con nuevos y mejorados motores.

Disponible con carrocerías coupé y cabrio, esta versión del deportivo de la marca de los cuatro aros cuenta con una nueva parrilla “single frame”, y cambia sus parachoques delanteros y traseros, presentando estos últimos formas algo más redondeadas.

Los faros LED están incluidos de serie para todas las versiones del nuevo R8, integran luces estáticas de giro, y adquieren especial protagonismo en la parte trasera del vehículo, que además incorpora intermitentes con visualización dinámica (en la parte inferior de los grupos ópticos).

Las carcasas de los retrovisores, los sideblades y las tomas de aire laterales están realizadas en CFRP en la versión alta de la gama, y las rejillas de ventilación cercanas a la luneta posterior tienen una apariencia en aluminio en el R8 V10 Coupé, en negro mate en el V8 Coupé y en el V10 Plus.

Todas las versiones cuentan con tubos de escape redondos, con molduras brillantes (negras en el V10 Plus), y la capota de la versión Spyder se oferta en negro, rojo y marrón, mientras que para la carrocería podemos elegir entre dos colores sólidos (Blanco Ibis y Rojo Brillante), cuatro acabados metalizados y cinco con efecto perla o cristal, además del exclusivo acabado en color mate y una oferta de colores distinta para el V10, el tope de la gama.

Sin embargo, es la parte técnica donde podremos apreciar más cambios: el nuevo R8 se oferta con una caja de cambios de seis velocidades (de serie en el V8) y con la nueva caja de cambios automática de doble embrague S-Tronic, de siete velocidades y tres ejes.

Opcional en los modelos con motor V8, y de serie en los V10, el sistema de cambios S-Tronic gana tiempo entre los cambios de reducciones, con los saltos entre marchas más cerrados, por lo que permite disminuir la pérdida de potencia, gana hasta tres décimas al pasar de cero a cien, además de reducir las emisiones de CO2 hasta en 22 gramos por kilómetro recorrido.

Motor

El nuevo Audi R8 ofrece tres posibles configuraciones de motor. La primera, el V8 4.2 FSI cuenta con una potencia de 430 caballos, (316 kW) a 7.900 revoluciones, alcanzando un par de 430 Nm entre 4.500 y 6.000 revoluciones. La aceleración de cero a 100 es de 4,3 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 300 km/h con cambio S-Tronic, y 4,6 segundos con la caja de cambios de serie, que puede lanzarlo hasta los 302km/h.

Las versiones Spyder con cambio S-Tronic y de serie registran una aceleración de 4,5 y 4,8 segundos respectivamente para pasar de cero a 100 km/h, alcanzando también los 300 kilómetros por hora.

Por su parte, la versión V10 ofrece un par motor de 530 Nm a 6.500 rpm, con una potencia de nada menos que 525 caballos. El V10 Coupé con cambio Stronic pasa de cero a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza una velocidad de 314 km/h, registrando la versión manual una velocidad máxima de 316 km/h y una aceleración de 3,9 segundos para pasar de parado a los 100 kilómetros por hora.

El R8 V10 Sypder , también con cambio S-Tronic, alcanza los 311 km/h y pasa de los cero a los 100 km/h en 3,8 segundos, frente a los 4,1 segundos y 313 km/h de la versión manual.

Sin embargo, estos espectaculares resultados son superados por el R8 V10 Plus, el tope de la gama: 550 caballos de potencia (404 kW) , un par máximo de 540 Nm a 6.500 rpm y una aceleración de cero a 100km/h en apenas 3,5 segundos, además de una velocidad máxima de 319 km/h.

Este modelo, que sólo se ofrece con carrocería Coupé, cuenta también con una versión con el cambio manual, capaz de dispararlo hasta los 319 km/h, además de pasar de cero a 100 km/h en apenas 3,8 segundos.

En lo que respecta al consumo, parte de los 12,4 litros por 100 km del V8 Coupé con cambio S-Tronic (pasando por los 13,3 litros por cada 100 kilómetros de la versión Spyder) y llega hasta los 14,9 litros del V10 plus con cambio manual.

En el interior del nuevo R8 no encontramos tantos cambios: un nuevo sistema multimedia, un nuevo volante multifunción acabado en piel y la nueva insignia del R8, presente en el selector de la palanca de cambios, en el cuadro de instrumentos, en los umbrales de las puertas y en la pantalla de inicio del monitor de a bordo.

Fuente: http://www.audi.net.ar/nuevo-r8-retocado-por-fuera-mejorado-por-dentro/

\\ tags: , , ,


Commentarios cerrados.

Hosting Wordpress